Los jefes importan: el efecto de los jefes en el rendimiento de los trabajadores

¿Existe algún dato que indique que un mal jefe daña el rendimiento del trabajador y un buen jefe lo mejora?

Stanford University and National Bureau of Economic Research, USA, and IZA, Germany

one-pager full article

Discurso de ascensor

Un buen jefe puede tener un efecto positivo considerable en la productividad de un trabajador tipo. Aunque se ha escrito mucho sobre los efectos que tiene trabajar con buenos compañeros, los efectos de trabajar con buenos jefes parecen ser mucho más considerables. Un buen jefe puede mejorar el rendimiento de sus empleados y reducir el índice de abandonos de la empresa. Esto puede también ser relevante en situaciones en las que supone un reto utilizar estructuras de incentivos, como cuando es difícil cumplir la calidad. Por ello, las empresas deberían invertir lo suficiente en contratar a buenos jefes con habilidades que sean adecuadas para su función.

El desgaste desciende al desarrollarse las
                        habilidades sociales de los jefes

Hallazgos clave

Pros

Los economistas tienen ahora datos fiables para medir los efectos de los jefes en el rendimiento de los trabajadores.

Si a uno se le asigna un buen jefe, aumenta su productividad personal en comparación con si se le asigna un mal jefe y los efectos son considerables.

Los buenos jefes tienen ciertos rasgos universales: preparan, enseñan y ofrecen información sobre la estrategia de la empresa y los objetivos profesionales del trabajador ante dicha estrategia.

Los efectos de los buenos jefes superan los efectos de los buenos compañeros.

Los trabajadores dejan sus trabajos si hay malos jefes y es más probable que los malos jefes dejen la empresa.

Contras

Los rasgos de los jefes no son universales; un buen jefe en una empresa podría no ser un buen jefe en otra.

El talento para dirigir es a veces innato, pero otras veces se aprende.

Los buenos jefes son buenos en parte porque atraen a buenos trabajadores.

Mensaje principal de los autores

Las empresas invierten considerablemente en sus empleados. Invierten en la contratación de trabajadores que se adaptan a las necesidades de la empresa e invierten en el capital humano de los trabajadores una vez que están contratados. Nuevos estudios sugieren que la contratación y formación de buenos jefes puede tener un gran efecto en el rendimiento de los trabajadores. Invertir en un buen jefe tiene efectos positivos en la productividad de los trabajadores a los que supervisa, así como en la retención de dichos trabajadores. Por tanto, las empresas buscan ahora cómo evaluar los efectos que tienen los jefes en el rendimiento de sus trabajadores y cuáles son los rasgos de los jefes que tienen más impacto.

Full citation

Full citation

Data source(s)

Data type(s)

Method(s)

Countries

How can we improve IZA World of Labor? Click here to take our 5-minute survey and enter a prize draw.